top of page

Entrevista: Heike y Ulrike


Heike y Ulrike se han sometido al tratamiento ROPA en mayo 2017 y hoy son madres de una niña llamada Andrea de apenas 6 meses.


Cuéntenos su experiencia con la clínica Tambre en Madrid.

Para nosotras ha sido muy difícil encontrar la clínica idónea donde realizar nuestros tratamientos. Tras una larga búsqueda por internet y poniéndonos en varios foros para ver las opiniones de otras personas, hemos conocido una pareja de chicas que había realizado el tratamiento en Clinica Tambre.Nos hablaron muy bien de ellos y nos hemos decidido y dimos el paso.

El trato ha sido exquisito y desde la primera vez que fuimos a la primera consulta nos han explicado perfectamente todo el proceso. En ningún momento nos hemos sentido “diferentes” por ser una pareja homosexual, y lo que nos gustó sobre todo fue que se ve que están acostumbrados a tratar con pacientes que vienen desde el extranjero. Nos han atendido siempre en nuestro idioma y esto nos ha ayudado en la comunicación a lo largo de todo el proceso.


¿Por qué eligieron España para hacer un tratamiento de reproducción asistida?

En Alemania este tratamiento tiene unos costes mucho más elevados. Nos gustó saber que en Tambre hacen la selección de los donantes ellos mismos y esto nos dio mucha seguridad. Además, en España son pioneros en tratamiento de fecundación asistida y queríamos darnos esta oportunidad aprovechando de un sitio donde pudiesen ofrecernos las mayores garantías.


¿Fue un proceso difícil?

El proceso es difícil a nivel psicológico porque conlleva un estrés y unas expectativas muy grandes. La estimulación en si no ha sido muy pesada, además el plan de tratamiento que te hacen está pensado para que tu cuerpo pueda llevarlo bastante bien. El día de la extracción ovocitaria ha sido emocionante pensar que sin todo este avance en la medicina, hubiese sido imposible que dos mujeres lograran ser madres y es mágico saber que mis ovocitos fecundados iban a crecer y desarrollarse en el cuerpo de mi pareja!


¿Qué sintieron cuando el tratamiento funcionó ?

El día de la beta ha sido una explosión de emociones, después de tanta expectativa y de tanto soñar con el miedo que quizás podía no irnos bien, hemos tenido suerte. Hoy somos madres de una niña preciosa, Andrea, y nos sentimos profundamente agradecidas a la doctora y a nuestra coordinadora que durante todo el tiempo que hemos estado en tratamiento nos han escuchado, apoyado y atendido en cada necesidad.


¿Recomendariaís a otras parejas hacerse el tratamiento con clínica Tambre?

Absolutamente, lo recomendaríamos porque nos hemos sentido mimadas y en ningún momento abandonadas. Creemos que esto es lo más importante para alguien que se está poniendo totalmente en tus manos con todos sus sueños y expectativas. Estamos muy contentas y satisfechas y nos sentimos muy agradecidas por haber podido realizar nuestro sueño sin excluir de volver de nuevo para intentar tener un segundo hijo.


¿Qué consejo daríais a otras parejas que quieren acudir a tratamientos de reproducción asistida?

El único consejo que podemos dar a cualquier pareja que haya o esté haciendo un tratamiento de fecundación asistida es de tomárselo con calma, elegir una clínica donde se sientan a gusto, escuchados y que todo se les explique bien desde el principio. Confíen en la medicina, y sean capaces de aceptar también el hecho de que hasta en el modo natural no siempre es fácil quedarse embarazada… aun así… ¡intentarlos siempre y sin perder la esperanza!


2 visualizaciones

Kommentare


bottom of page